Inicio Monumentos León León Iglesia-Parador de San Marcos

Iglesia-Parador de San Marcos

Los orígenes de este edificio se encuentran en el siglo XII, con la construcción de un modesto edificio a las afueras de la ciudad amurallada y a orillas del río Bernesga

En el siglo XVI se derribó este edificio y se realizó una nueva obra gracias a una donación de Fernando el Católico. Los arquitectos designados para esta obra fueron: Juan de Orozco (iglesia), Martín de Villarreal (Fachada) y Juan de Badajoz el Mozo (claustro y sacristía). La construcción finalizó en el siglo XVIII.

Es uno de los monumentos más importantes del Renacimiento español, y su fachada es una perla del plateresco.

Ha tenido varios usos a lo largo de la historia: prisión -Francisco de Quevedo estuvo preso en él-, escuela veterinaria, hospital penitenciario, campo de concentración de prisioneros republicanos, cuartel de caballería,... entre otros.

A día de hoy se encuentra convertido en parador, además de iglesia consagrada y Museo de León.

Se representa la portada principal, con la Iglesia en primer término. Ejecutada en metacrilato transparente de 3 mm de espesor mediante grabado y corte láser, y con una base de DM barnizada, sus dimensiones son 32 cm de longitud y 16 cm de altura.

Mesas Salón Auxiliares Estanterías Cuadros Espejos Complementos Monumentos

Carta de Compras

 x 
Carro vacío